Epilogos, confessions sans importance

Lectura danzada
Coreografía y puesta en escena: Roser Montlló Guberna y Brigitte Seth
Texto: extraits de Crimes exemplaires de Max Aub
Música: Heinrich Ignaz Franz von Biber (1644-1704)
Luces: Dominique Mabileau
Colaboración artística: Bruno Joliet
Interpretación: Roser Montlló Guberna, Brigitte Seth
Producción y difusión: Françoise Empio

« Matar, acabar con lo que molesta para QUE sea otra cosa, para que pase más rapido el tiempo. »

Max Aub, Crímenes ejemplares
 
Al principio de Epilogos, estan los « Crímenes ejemplares » de Max Aub : un centenar de asesinatos relatados de manera sencilla, un centenar de móviles graves, absurdos, raros o divertidos, un centenar de confesiones que  podrían ser  nuestras…
 
De padre nacido en Alemania, de madre parisina de origen alemán con un nombre eslavo, Max Aub (1903-1972) escribe su obra (literatura, teatro, cinema) en español. Se va de Francia para España con sus padres en 1914 (su padre  conserva la nacionalidad alemana), vuelve a Francia en 1937 como agregado cultural en la embajada de España, es detenido por las autoridades de Vichy en 1939, e internado en Francia y en Argelia, se escapa y se exilia en México. Es muy relacionado con Lorca, Malraux (co-guionista de L’Espoir), Buñuel, Dalí, Picasso (quien pintó Guernica inducido por Aub)… Crímenes ejemplares (1956) recibió el gran premio del humor negro cuando se publicó.
 
« Quédate en la mesa y escucha. Ni siquiera escucha, sino espera. 
Ni siquiera espera, quedaté  totalmente silencioso y solo. El mundo se acercará a ti y se ofrecerá para que lo desenmascares, no puede ser de otra modo, extasiado, se torcerá frente de tí.»
Franz Kafka
 
Roser nació en Barcelona, Brigitte en París. El francés y el español son sus idiomas. Epilogos permite un encuentro con Max Aub, exiliado de todas partes y habitante de ninguna parte.
Las historias cortas de Crímenes ejemplares, homicidios de una línea o de una página, constituyen « un material de primera mano,pasó de la boca al papel rozando el oido. Confesiones sin cuento : de plano, de canto, directas, sin más deseos que explicar el arrebato. » (Max Aub).
 
Con dos ejemplares del libro, una mesa y una plátina CD, dos artistas-bailarinas se apoderan del texto de Max Aub y de su letanía de asesinatos confesados.
Una lectura es el primer acercamiento de una obra. Las sensaciones nacen, indecibles, frágiles. Incluso la existencia parece suspendida. Eso es el final o el principio ? Cómo tratar ese vertigo de manera minimalista, “al rededor de la mesa » ?
En dicha lectura bailada, se trata de dejar que se abra y surja el magma resultado del encuentro entre la danza y el texto. 
 
Leer ?
Decir ?
Confesar ?
reconocer ?
Para quién ?
Para qué ?
En el despacho del policía ?
En el tribunal frente al juez ?
En la soledad de la mesa de lectura ?
En la intimidad de la celda de la cárcel ?
A los compañeros de  tristeza ?
 
Max Aub, Crímenes ejemplares

 

 

Dicho espectáculo fue coproducido por Pôle Sud – Estrasburgo, la compañía Toujours après minuit – Paris, y benefició de la  ayuda a los proyectos de la DRAC Ile-de-France / Ministerio de la Cultura y de la Comunicación. Con el apoyo a la difusión de Arcadi (Acción regional para la creación artística y la difusión en île-de-france).
 
Agradecimientos a Brigitte Marty y Zingaro, en el Théâtre de la Cité Internationale y al Centro Nacional de Danza.